logo Plasticos 2K
  • Inicio
  • Tecnología Oxo Biodegradable

Tecnología Oxo Biodegradable

Esta tecnología se basa en el uso de un aditivo que incorporado en cualquier mezcla de resinas de PE y PP durante los procesos convencionales de producción en proporciones al 1% lo hace 100% degradable.

El pro-degradante actúa dentro del polímero como un catalizador que rompe los enlaces carbono-carbono dentro de la cadena molecular creando radicales libres. La cadena cada vez se hace más corta permitiendo que el oxigeno se una al carbono, en este momento el plástico se vuelve hidrófilo y los microorganismos pueden acceder al carbono y al hidrógeno. Como productos del metabolismo de los microorganismos se produce  H2O, CO2 y  biomasa celular: es la biodegradación.

En suma la degradación se hace en dos fases:

1º Fase la fragmentación/oxidación de las cadenas moleculares
2ª Fase la biodegradación por acción bacteriana, como resultado H2O, CO2, biomasa celular.
 
El proceso de degradación de estos materiales es controlable. El tiempo de degradación y la iniciación de la misma pueden  ser  programados  de  acuerdo  a  lo  que  se  requiera.  Estos  plásticos mantendrán  todas  las  propiedades deseables durante el tiempo de vida útil programado. Los efectos de la degradación serán evidentes tiempo después de cumplido el ciclo de vida útil del producto.

El  proceso  de  degradación  es acelerado con  cualquier  combinación  de  calor,  luz  y/o  stress  mecánico  actuando  como catalizadores de la degradación. Una vez iniciada la degradación continuará así el plástico se encuentre en un cuerpo de agua, en un relleno sanitario, preso en una rama de un árbol o a campo abierto. La ventana exacta de tiempo depende de lo que se defina como el “medio de disposición final”, tal como rellenos sanitarios, compost o incineración.

La característica de degradación es iniciada en el momento de la extrusión del polietileno, o polipropileno, a través de la incorporación de una pequeña cantidad de un aditivo especial. Tal aditivo funciona a través de la descomposición de las conexiones carbono-carbono en el plástico, lo que lleva a una disminución del peso molecular y, al final, una perdida de resistencia y otras propiedades.
Son utilizados estabilizantes para garantizar una vida útil suficientemente larga para cada aplicación específica. Por ejemplo, una bolsa para residuos puede exigir una vida útil de 18 meses antes de perder la resistencia, mientras que un embalaje para pan podrá necesitar de apenas algunas semanas.
Es significativamente importante que los productos con esta tecnología no necesitan de un ambiente biológicamente activo para empezar a degradar. La degradación ocurrirá asimismo si el plástico es descartado indebidamente y abandonado al aire libre! Esto es muy importante como solución del serio problema de la basura, constituida de residuos plásticos descartados de forma incorrecta. Por esta razón en particular, el plástico “totalmente degradable” esta tecnología oxo-biodegradable es superior al ’biodegradable’, el cual requiere que el plástico este en un ambiente biológicamente activo (por ejemplo, enterrado en el suelo) para que se inicie el proceso de degradación.

Día 0

Después de algunos meses

Final de vida

Biopolímeros/bioplástico: Plásticos de origen renovable o plásticos basados en la biomasa, pueden ser biodegradable o no. Pueden ser naturales, sintéticos, o una combinación de los dos. Es muy importante saber que los plásticos basados en la biomasa no son siempre biodegradables y que los plásticos biodegradables no siempre provienen de la biomasa

Hidro-biodegradable: Plásticos de origen renovable, que se biodegradan por hidrólisis.

Polímero biodegradable: Polímero que tiene la funcionalidad de ser biodegradable y cuyo el residuo se puede valorizar por digestión anaeróbica o plantas de compostaje industrial. Los criterios que definen si una material es compostable están definidos por las normas: EN 13432, EN 14995, ASTM D6400 y la ISO 17088.

Oxo-biodegradable: Polímero de origen fósil al cual es añadido un catalizadora que permite su oxidación. La degradación es identificada como resultado del fenómeno de oxidación y biodegradación en simultaneo o sucesivamente. Los plásticos son consumidos por las bacterias y los hongos después de que el aditivo ha reducido la estructura molecular, y por tanto han pasado a ser biodegradables. Los envases y embalajes plásticos con tales mecanismos de degradación no cumplen las normas de compostabilidad.

Biodegradación: La biodegradabilidad no depende del origen del material sino de su estructura química e molecular. Un material es biodegradable si la degradación es consecuencia de la acción de microorganismos y hongos, como resultado final del proceso, el material se convierte en agua, dióxido de carbono y/o metano y biomasa.

Compostaje: Los plásticos compostables son degradables mediano procesos biológicos durante el compostaje para rendir dióxido de carbono, metano, agua, compuestos inorgánicos y biomasa en una proporción comparable a la de otros materiales compostables (residuos verdes), sin dejar residuos visualmente distinguibles o tóxicos, es decir, un material es compostable cuando es compatible con las condiciones (de temperatura, nivel de humedad, ph, y tiempo) que se pueden encontrar en las instalaciones de compostaje municipales/industriales.

Por definición: Un plástico compostable debe ser también biodegradable, pero un plástico biodegradable no necesita ser compostable.

Para estar bien Informado
No siempre lo que se dice corresponde a la verdad y muchas son las ideas erróneas que existen sobre el plástico y su relación con el Medio Ambiente:
La producción de plástico contribuye para que disminuyan las reservas de petróleo
Sólo el 4% del petróleo que se consume en el mundo occidental se destina a la producción de plásticos. La Naftha es un subproducto del refinado de petróleo que solía ser desperdiciado, por lo que nadie está importando petróleo extra para producirlo.

La producción de plástico es altamente contaminante
Utilizando la tecnología apropiada, la producción de plástico es totalmente eficiente, pues no hay desperdicios. Los restos de plástico regresan nuevamente al proceso productivo. Los gases emitidos en su producción también se aprovechan.

La producción y utilización del plástico hace desperdiciar energía
En la fabricación de plástico se consume actualmente entre un 40% y 70% menos de energía de lo que hace 20 años atrás. El plástico es el material más usado en los equipos de producción de energías alternativas, como la energía eólica y la energía solar y además en los vehículos ", por su levedad y uso eficaz de los combustibles.

Los plásticos, al final de su ciclo de vida, sirven sólo para contaminar el medio ambiente
Por el contrario, en Europa Occidental el ciclo de vida del plástico, a través del reciclaje es cada vez más prolongado y el plástico es, por sí sólo, una valiosa fuente alternativa de energía.

Es importante tener en cuenta que no todos los materiales biodegradables son compostables.

Visit in 888bingo information.